Club de los miércoles. Estamos leyendo…

23 marzo, 2010

 … La tregua

Mario Benedetti

Estructura narrativa

Toda la novela está escrita en forma de entradas en el diario personal del protagonista, Martín Santomé. En él relata un periodo de su vida como un empleado viudo, cercano a jubilarse, y la aparición y desarrollo de la relación amorosa.

Argumento

La novela se desarrolla en la ciudad uruguaya de Montevideo, de febrero de 1958 a marzo de 1959.

Martín Santomé es un viudo de 49 años que está a punto de jubilarse. La relación con sus 3 hijos ya mayores no es muy buena, a causa de su obsesión por el trabajo. Martin comienza un romance con Laura Avellaneda, una joven de 24 años que entra a trabajar en la empresa para la cual trabaja Martín. Poco a poco, la relación entre ellos va aumentando hasta que viven juntos en un apartamento, al paso del tiempo, Martín decide pedirle matrimonio, cuando Laura, a causa de una gripe, deja de acudir a la oficina. Desgraciadamente Laura muere y Martin regresa a su vida aburrida y monótona después de su fallecimiento, después de haber encontrado, durante el tiempo que duró esta relación, una tregua que la vida le dio.

Según Vázquez Montalbán, el protagonista de la novela es el propio Benedetti que, a través de una mirada crítica, observa la realidad uruguaya de principios de los 60 (tiempo en que se llamaba a Uruguay la Suiza de América). Una mirada crítica, mediante un diario personal, que no se queda en el egocentrismo, ya que el ego en Benedetti no se olvida de la comunidad, y procura descifrar la situación de la colectividad, concretamente de la languideciente clase media.

Anuncios

Club de los lunes. Estamos leyendo…

23 marzo, 2010

… El abanico de seda   

Lisa See

En una remota provincia de China, las mujeres crearon hace siglos un lenguaje secreto para comunicarse libremente entre sí, el nu shu. Vivían aisladas en sus casas y sometidas a la férrea autoridad masculina, el nu shu era su única vía de escape. Mediante sus mensajes, escritos o bordados en telas, abanicos y otros objetos, daban testimonio de un mundo tan sofisticado como implacable.

      En el año 2002, Lisa See  viajó a la provincia de Huan, cuna  de esta milenaria escritura, para estudiarla en profundidad. Su prolongada estancia le permitió recoger testimonios de mujeres que la conocían, así como de la última hablante  de nu shu, la nonagenaria Yang Huanyi. A partir de aquellas investigaciones Lisa See escribió esta novela.