Club de los miércoles. Estamos leyendo…

17 abril, 2010

…La soledad de los números primos

Paolo Giordano

En una clase de primer curso Mattia había estudiado que entre los números primos hay algunos aún más especiales. Los matemáticos los llaman números primos gemelos: son parejas de números primos que están juntos, o mejor dicho, casi juntos, pues entre ellos media siempre un número par que los impide tocarse de verdad. Números como el 11 y el 13, el 17 y el 19, o el 41 y el 43. Mattia pensaba que Alice y él eran así, dos primos gemelos, solos y perdidos, juntos pero no lo bastante para tocarse de verdad.” Esta bella metáfora es la clave de la dolorosa y conmovedora historia de Alice y Mattia. Una mañana fría, de niebla espesa, Alice sufre un grave accidente de esquí. Si la firmeza y madurez con que este joven autor desarrolla el tono narrativo impresiona y sorprende, no menos admirable es su valor para asomarse sin complejos, nada más y nada menos, a la esencia de la soledad.


Club de los lunes. Estamos leyendo…

17 abril, 2010

El crimen del Padre Amaro

Eça de Queiroz

La acción de la novela se desarrolla en la ciudad de Leiria. El padre Amaro Vieira, protegido de la marquesa de Alegros, es destinado a una parroquia de la localidad. Se hospeda en casa de Joaneira, una mujer ya de cierta edad de quien se dice que mantiene relaciones con el canónigo Dias, antiguo maestro del padre Amaro.

La hija de la Sao Joaneira, Amélia, se enamora de Amaro. Ocurre un escándalo cuando un conocido, pretendiente de Amélia, publica un artículo en un periódico aludiendo a la mala influencia de los sacerdotes sobre los devotos, a la hipocresía del clero e, indirectamente, a sus malas costumbres y las relaciones entre sacerdotes y mujeres, insinuando el amor entre Amélia y el padre. Este artículo, sin embargo, apenas tiene consecuencias negativas para el sacerdote. Al contrario, descubierto el autor, el clero influye decisivamente para deshacer su compromiso matrimonial y hacer que lo despidan de su trabajo, convirtiéndolo en un ser abyecto a los ojos de los demás y provocando su exilio de Leiria.