Club de los Lunes. Estamos leyendo…

16 diciembre, 2013

DEJAR LAS COSASDejar las cosas en sus días

Laura Castañón

Aída, una periodista madura, progresista y culta, con varios fracasos sentimentales a sus espaldas, vive obsesionada con encontrar los restos de su abuelo, desaparecido durante la Guerra Civil, y eso la lleva a reconstruir la historia de su familia, los Montañés, desde principios del siglo xx. Con ella rememora la vida en una comarca de la cuenca minera asturiana, donde el marqués de Comillas ejerció el paternalismo industrial, consiguiendo que esa zona permaneciera como una burbuja ajena e impermeable a los movimientos obreros de la época. Mientras Aída rescata la memoria de su extraña familia en la casa de Pomar, conoce a Bruno Baña, un actor del que se enamora y con el que mantiene una difícil y perturbadora relación, que no es ajena a su propio proceso vital: frente a quienes piensan que es mejor dejar las cosas en sus días, se opone el empeño por recuperar el pasado que aflora en las fosas que la Ley de Memoria Histórica va descubriendo. 

(Casa del libro) 

https://www.facebook.com/LauraCastanonPaginaOficial

Comentaremos esta novela el 13 de enero de 2014


Club de los Miércoles. Estamos leyendo…

11 diciembre, 2013

Abanico lady para blogEl abanico de Lady Windermere

Oscar Wilde

 

El abanico de Lady Windermere es una obra de teatro en cuatro actos de Oscar Wilde, estrenada el 22 de febrero de 1892 en el Teatro St James de Londres. La obra comienza cuando Lady Windermere descubre que su marido puede estar manteniendo una relación con otra mujer. La duquesa de Berwick es la que ha delatado al marido. Lady Windermere se enfrenta a su esposo y le pide explicaciones, pero éste rechaza las acusaciones e invita a la supuesta amante, Mrs Erlynne, al baile de cumpleaños de su mujer.

Ultrajada por la infidelidad de su marido, Lady Windermere decide abandonarlo para seguir a Lord Darlington, un amigo que acaba de confesarle su amor.

Tras descubrir lo sucedido, Mrs Erlynne sigue a Lady Windermere hasta casa de Lord Darlington e intenta convencerla para que vuelva con su marido.

Tras una discusión en la que finalmente, Lady Windermere cede a la pretensión de regresar al hogar, ambas mujeres deben esconderse, al oír a varios caballeros que se acercan. Entre ellos Lord Windermere y Lord Darlington. Cuando los hombres entran en la casa conversan poco tiempo, pero uno de los amigos de Lord Windermere encuentra el abanico de lady Windermere, y él reconoce el abanico de su mujer, acusa a Lord Darlington de tener a su mujer escondida en algún lugar y exige que el apartamento sea registrado. Entonces aparece Mrs Erlynne y confiesa que ha cogido el abanico por error. De ese modo, sacrifica su reputación para salvar el matrimonio de Lady Windermere.

(De Wikipedia)

Comentaremos esta obra de teatro el 15 de enero