Club de los Miércoles. Estamos leyendo…..

21 octubre, 2015

EL RECLAMOEl reclamo

Raúl del Pozo

Preguntado por el título del libro y por la abundancia de novelas que emplean la guerra civil y la posguerra como “reclamo”, el escritor y columnista ha declarado a elcultural.es que el término sólo tiene relación con el mundo de las perdices, ampliando que la novela es ajena a maniqueísmos: “Mi intención es mirar a una posguerra en la que ni los maquis ni los guardias son buenos o malos, en la que no se sabe si uno es un héroe o un traidor”. En ese sentido, abunda, El reclamo bucea en las vidas de unos hombres que “se vieron sorprendidos porque la historia pasaba por allí”. Los miembros del jurado reseñan la pluma brillante de del Pozo y la profundidad psicológica con la que ha retratado a un grupo de guerrilleros que se mueve por una región que, en palabras de Soler, recuerda por su crudeza a la de Benet.

(Fragmento del artículo de Marta Caballero en El cultural, 7 de abril de 2011)

Comentaremos esta novela el 18 de noviembre de 2015
Anuncios

Club de los lunes. Estamos leyendo….

19 octubre, 2015

Meridiano de sangreMeridiano de sangre

Cormac McCarthy

El escritor estadounidense Cormac McCarthy es un coloso. Heredero de los mejores Faulkner y Whitman, ha sabido coger del primero la riqueza literaria y del segundo el lirismo. Tal vez por eso sus libros resultan tan épicos como las películas de John Ford, tan polvorientos como un blues de Robert Johnson y tan vigorosos como el trote de un semental. «Meridiano de sangre» es el mal en estado puro
En esta brutal novela crea un universo despiadado y salvaje donde reina la violencia y los hombres son bestias desbocadas. «Meridiano de sangre» es el mal convertido en razón de ser, en el único Dios al que rendir cuentas. Los tres protagonistas, el chaval, el juez Holden y los héroes anónimos que se cruzan en su camino, pertenecen a la frontera. Un territorio de nadie entre Texas y México donde, a mediados del siglo XIX, los instintos son primitivos y las matanzas de indios y mexicanos habituales. Y es que con McCarthy el mundo se ve sometido a los valores de la naturaleza más primitiva, donde nada tiene sentido si no se sufre, se sangra y se muere. Por eso este libro goza la aureola de hechizo que crece en torno a la crueldad más abominable.

Todos los viajeros que cruzan la frontera entre México y Estados Unidos, o que visitan esos espacios mestizos a ambos lados de la línea, deberían leer este libro. Después nada es igual.

(Javier Pérez de Albéniz)

Nos reuniremos para comentar esta novela el 16 de noviembre de 2015

Club de los Lunes. Estamos leyendo…..

1 octubre, 2015

EL RECLAMOEl reclamo

Raúl del Pozo

Preguntado por el título del libro y por la abundancia de novelas que emplean la guerra civil y la posguerra como “reclamo”, el escritor y columnista ha declarado a elcultural.es que el término sólo tiene relación con el mundo de las perdices, ampliando que la novela es ajena a maniqueísmos: “Mi intención es mirar a una posguerra en la que ni los maquis ni los guardias son buenos o malos, en la que no se sabe si uno es un héroe o un traidor”. En ese sentido, abunda, El reclamo bucea en las vidas de unos hombres que “se vieron sorprendidos porque la historia pasaba por allí”. Los miembros del jurado reseñan la pluma brillante de del Pozo y la profundidad psicológica con la que ha retratado a un grupo de guerrilleros que se mueve por una región que, en palabras de Soler, recuerda por su crudeza a la de Benet.

(Fragmento del artículo de Marta Caballero en El cultural, 7 de abril de 2011)

Comentaremos esta novela el 19 de octubre