Club de los Lunes. Estamos leyendo…

17 octubre, 2017

La guerra no tiene rostro de mujer

Svetlana Alexiévich

Casi un millón de mujeres combatió en las filas del Ejército Rojo durante la segunda guerra mundial, pero su historia nunca ha sido contada. Este libro reúne los recuerdos de cientos de ellas, mujeres que fueron francotiradoras, condujeron tanques o trabajaron en hospitales de campaña. Su historia no es una historia de la guerra, ni de los combates, es la historia de hombres y mujeres en guerra.

¿Qué les ocurrió? ¿Cómo les transformó? ¿De qué tenían miedo?

 

Comentaremos este libro el 13 de noviembre de 2017

Anuncios

Club de los Miércoles. Estamos leyendo…

16 agosto, 2017

La guerra no tiene rostro de mujer

Svetlana Alexiévich

Casi un millón de mujeres combatió en las filas del Ejército Rojo durante la segunda guerra mundial, pero su historia nunca ha sido contada. Este libro reúne los recuerdos de cientos de ellas, mujeres que fueron francotiradoras, condujeron tanques o trabajaron en hospitales de campaña. Su historia no es una historia de la guerra, ni de los combates, es la historia de hombres y mujeres en guerra.

¿Qué les ocurrió? ¿Cómo les transformó? ¿De qué tenían miedo?

 

Comentaremos este libro el 20 de septiembre


Club de los Miércoles. Estamos leyendo…

8 abril, 2015

La creacion de mundoLa creación del mundo

Miguel Torga

«Todos llegamos a nuestro último día con la visión de un mundo creado a nuestra medida, original y único. El mío es éste

Así presenta Miguel Torga esta novela autobiográfica, libro esencial de la literatura del siglo XX, y la obra que lo confirmó como una de las figuras estelares de las letras portuguesas.

Torga rememora su infancia campesina en una aldea trasmontana, la emigración a Brasil, la vida estudiantil, las primeras escaramuzas literarias, las andanzas de médico casi barojiano, la persecución política, su visión del horror de la guerra española, la resistencia inquebrantable de una admirable figura civil…

Comentamos la obra de Miguel Torga el día  6 de mayo de 2015

Club de los Miércoles. Estamos leyendo…

11 febrero, 2015

Jardin Finzi-ContiniEl jardín de los Finzi-Contini

Giorgio Bassani

Los Finzi-Contini son una riquísima familia perteneciente a la alta burguesía, que vive en la floreciente comunidad judía de Ferrara. Se compone del profesor Ermanno, su mujer Olga, sus hijos Alberto y Micòl (el primogénito, Guido, había muerto a los seis años a consecuencia de un ataque de parálisis infantil) y la anciana abuela Regina; la familia cuenta en sus dependencias con muchos criados que trabajan en el gran jardín, entre otros el viejo y fiel campesino véneto Perotti, que es el criado para todo de la casa.

De niño, el protagonista, que también es judío pero pertenece a la burguesía media, consigue relacionarse moderadamente con los dos jóvenes Finzi-Contini, Alberto y Micòl, prácticamente de su misma edad, gracias a una actitud hiperprotectora por parte de los padres de éstos, que los obligan a vivir en una especie de aislamiento (por ejemplo, los chicos estudiaban en casa en lugar de ir a la escuela pública, dado que «su madre siempre estuvo obsesionada con los microbios y decía que las escuelas están hechas aposta para difundir las enfermedades más horribles. Tras la desgracia de Guido, se puede decir que nunca más puso un pie fuera de casa.»). Las pocas ocasiones de encuentro son las festividades judías y las reuniones en el «Templo», es decir, la sinagoga. No obstante, en junio de 1929 tendrá lugar un primer encuentro significativo entre el protagonista y Micòl. Cuando se publican en los tablones las notas (el narrador asiste al gimnasio italiano), el protagonista descubre que ha suspendido en Matemáticas; desesperado escapa y comienza deambular por la ciudad, hasta llegar, exhausto, ante la muralla que delimita el jardín de los Finzi-Contini. Allí se encuentra con Micòl, quien entonces tiene trece años: Micòl consigue consolarlo y lo invita a trepar el muro para entrar en el jardín. Por primera vez, el protagonista experimenta hacia la muchacha un sentimiento más fuerte que la amistad y sueña, desesperándo al mismo tiempo, con lograr darle un beso, pero entonces Perotti llama a la chica y la ocasión se desvanece.

(De Wikipedia)

Hablaremos de esta novela el 11 de marzo de 2015

Club de los miércoles. Estamos leyendo

10 febrero, 2014

Poesia para los quePoesía para los que no leen poesía

Antología de poemas contemporáneos realizada por Sofía Castañón:

  • Wislawa Szymborska
  • Laura Casielles
  • José María Gómez Valero
  • Manuel Vilas
  • Esther Morillas
  • Miguel Ángel García Argüez
  • Alba González Sanz
  • Aurelio González Ovies
  • David González, Óscar Hahn
  • Hans Magnus Enzensberger

“Poesías para los que no leen poesía” fue el título con el que en 1971 el poeta y pensador HansMagnus Enzensberger publicó uno de sus poemarios más celebrados. Décadas después, el escritor asturiano Miguel Munárriz publicaba una antología haciendo un guiño al alemán: Poesía para los que leen prosa (Visor)

El 26 de marzo…hablaremos de poesía.


Club de los Miércoles. Estamos leyendo…

15 mayo, 2013

Lexico familiarLéxico familiar

Natalia Ginzburg

En Léxico familiar (1963), su obra más admirable, leída hasta la saciedad en varios idiomas desde su aparición, se reúnen las razones de la narrativa entendida como catarsis y las pequeñas virtudes del narrador de raza que no necesita de alardes técnicos o laberínticas intrigas para ganarse a un lector que ella convierte párrafo a párrafo en su compañero de viaje, en su amigo invisible. La vasta cultura de Natalia Levi, de otro lado –nacida del entorno familiar, de su esposo Leone Ginzburg, incansable antifascista turinés, y de Cesare Pavese y sus amigos de la editorial Einaudi, en la que trabajó tantos años– no la condujo a la hojarasca retórica, sino al esmero de querer narrar acariciando los detalles y haciendo de su entorno cotidiano y de su universo emocional un lugar que el lector, sin saber muy bien cómo, hace suyo. Pertrechada con infinitas lecturas de Proust, heredadas de su mamá, que le dieron el tono intimista y los mecanismos de la memoria afectiva, Ginzburg relata aquí su infancia envuelta en la vida cotidiana de una familia judía y antifascista en los tiempos revueltos de Mussolini y la tiranía nazi en que la ideología pudo con la vida humana. Luminosa en algunas páginas llenas de griterío y de color, esa infancia se oscurece en otras por la rigidez con la que Beppo Levi, su padre agridulce, ateo y librepensador, conduce su educación y la de sus hermanos.                         

(Fragmento de un artículo de Javier Aparicio Maydeu en Letras libres)

Comentaremos esta novela de Natalia Ginzburg el 22 de mayo

Club de los Lunes. Estamos leyendo…

24 abril, 2013

Lexico familiarLéxico familiar

Natalia Ginzburg

En Léxico familiar (1963), su obra más admirable, leída hasta la saciedad en varios idiomas desde su aparición, se reúnen las razones de la narrativa entendida como catarsis y las pequeñas virtudes del narrador de raza que no necesita de alardes técnicos o laberínticas intrigas para ganarse a un lector que ella convierte párrafo a párrafo en su compañero de viaje, en su amigo invisible. La vasta cultura de Natalia Levi, de otro lado –nacida del entorno familiar, de su esposo Leone Ginzburg, incansable antifascista turinés, y de Cesare Pavese y sus amigos de la editorial Einaudi, en la que trabajó tantos años– no la condujo a la hojarasca retórica, sino al esmero de querer narrar acariciando los detalles y haciendo de su entorno cotidiano y de su universo emocional un lugar que el lector, sin saber muy bien cómo, hace suyo. Pertrechada con infinitas lecturas de Proust, heredadas de su mamá, que le dieron el tono intimista y los mecanismos de la memoria afectiva, Ginzburg relata aquí su infancia envuelta en la vida cotidiana de una familia judía y antifascista en los tiempos revueltos de Mussolini y la tiranía nazi en que la ideología pudo con la vida humana. Luminosa en algunas páginas llenas de griterío y de color, esa infancia se oscurece en otras por la rigidez con la que Beppo Levi, su padre agridulce, ateo y librepensador, conduce su educación y la de sus hermanos.                         

(Fragmento de un artículo de Javier Aparicio Maydeu en Letras libres)

Comentaremos esta novela de Natalia Ginzburg el 6 de mayo